BENEFICIOS Y RESTRICCIONES PARA TOMAR UN MASAJE

Un masaje lo puede ser recibido por un bebé hasta una persona de avanzada edad, siempre y cuando no haya sido contraindicado explícitamente por un médico especialista.

Los beneficios de un masaje para las personas son muchos, por ejemplo: 

El masaje en niños les ayuda a relajarse, a dormir mejor y estar más tranquilos.

 

En  adolescentes se pueden atenuar esos dolores musculares propios del crecimiento o a relajar también la musculatura expuesta a actividades deportivas propias de la edad.

En adultos se combaten fácilmente las dolencias generadas por el estrés, el cansancio o los movimientos y acciones repetitivas realizadas del día a día en el trabajo, en el gimnasio o en casa. Muchas veces actuamos sin ser del todo conscientes de que podemos estar originando una lesión con las actividades rutinarias.

A edades avanzadas, los músculos empiezan a perder fuerza y las articulaciones se desgastan, generando dolores muchas veces insoportables. Con el masaje ayudamos a la gente mayor a relajar zonas del cuerpo que se han ido sobrecargando o desgastando con el paso del tiempo, provocando además una relajación general de la musculatura y la activación del sistema circulatorio, mejorando así su calidad de vida.

Hay personas que, por determinadas causas, se encuentran encamadas, ya sea temporalmente o de por vida. En estos casos el masaje proporciona un profundo bienestar en la persona, ya que reactivamos la circulación sanguínea y tonificamos la musculatura que está dolorida por falta de uso.

CONTRAINDICACIONES - Quién NO debe recibir un masaje​

© 2023 by Soft Aesthetics. Proudly created with Wix.com